APDH AZUL (Asamblea Permanente por los derechos Humanos)


Centro Clandestino de Detención


La Delegación Azul de la APDH tiene su sede en Av. 25 de Mayo 625, entre San Martín e Yrigoyen.

Contacto:
Fernando Wilhelm (Presidente): 02281-15405738

Email:
asamblea_azul@yahoo.com.ar

 

Los azuleños desaparecidos durante la dictadura militar son:


- Jorge Alberto Álvarez Cicero ( nació en Cacharí, Partido de Azul)
- María del Carmen Barros La Pellegrina de Zaffora . (Bocha) (Nació en Azul)
- Roberto Omar Zaffora Uballes (Chuli, Simón) (Nació en Azul)
- Maria Inés Carrieri Mariscano de Velásquez (Nació en Azul)
- Miguel Francisco Velásquez Aragón (Compañero de María Inés Carrieri)
- Mariela "Maria Segunda" Casado Frachia (Silvia) (Nació en Azul)
- Pedro Arturo Frías Boaglio (Paisano) (Nació en zona rural Azul)
- Jorge Alberto Salite Lagos (Nació en Azul)
- Gaspar Onofre Casado Frachia (Quinto) (Nació en Azul)
- Adriana Leonor Tasca de Casado (Compañera de Quinto Casado)
- Susana Aurora Collinet Galíndez (Nació en Azul)
- Norma Inés Delbonis Marrero (Nació en Azul)
- Francisco Clemente Dinelli Melchior (Nació en Chillar, Partido de Azul)
- José Antonio Paradela Borghi (Nació en Azul)
- Roberto Illanes (Vivió en Azul , su padre era suboficial del Ejercito de Azul, amigo de José Paradela)
- Marta Enriqueta Pourtale Dall´Aglio de Villamayor (la Negra) (Nació en Azul)
- Juan Carlos Villamayor Morinigo (el Negrolín) (Compañero de Marta Pourtale)
- Héctor Edagardo Rizzo Borgnis (Gordo, Chorizo) (Nació en Azul)
- Mercedes González Doglia de Rizzo (Compañera de Héctor Rizzo)
- Oscar Alberto Rizzo Coronel (primo de Hector Rizzo)
- Carlos Esteban Alaye Dematti (Laucha, Ratón, Néstor) (Vivió en Azul durante su infancia y adolescencia, hijo de Adelina Alaye, Maestra del Jardín 901 de Azul)

- Miguel Ángel Sabalua Zabalza (Vasco) (Nació en Azul)
- María Isabel Basso de Sabalua (Tata) (Compañera de Miguel Sabalua)
- Juan Marcelo Soler Guinard (Negro, Raúl) (Azuleño, Estudió en el Seminario de Azul)
- Graciela Moreno Artieda de Soler Guinard (Compañera de Juan Soler Guinard)
- Roberto Moisés Basile Affonso (Tatú) Asesinado (Nació en Chillar, Partido de Azul)
- Maria Angélica Blancá de Cañas (Asesinada) (Madre de 5 azuleños)
- Maria del Carmen Cañas Blancá de Valiente (Asesinada embarazada de 3 meses) (Nació en Azul)
- Santiago Enrique Cañas Blancá (Nació en Azul)
- Maria Angélica Cañas Blancá (Tita) (Nació en Azul)
- Marta Ofelia Borrero "Violeta" (Azuleña)
- Mirta Aguilar (de Carlos Casares, compañera de Roberto "Tatu" Basile)
- Mónica Jáuregui (compañera del azuleño Juan Gasparini, ex detenido ESMA, reside en el exterior)

 

DESAPARECIDOS EN AZUL

- Raúl Alberto Balbuena D´Alessandro (secuestrado en Cacharí, Partido de Azul)
- Nora Raquel Raggio Baliño de Balbuena (secuestrado en Cacharí, Partido de Azul)
- Carlos Alberto Labolita Banegas (secuestrado en Las Flores por grupo de tareas del Ejercito Azul, trasladado a Azul)
- Héctor Victorio Morandi Risso (conscripto Ejercito Azul)
- José Luís Musmeci Orsi (conscripto Ejercito Azul)
- Alfredo Mario Thomas Molina (conscripto Ejercito Azul)
- José Luís Vicini Alessio (conscripto Ejercito Azul)

 

SE BUSCAN LOS HIJOS DE

- María Segunda Casado y Paisano Frías
- María Inés Carrieri y Miguel Velásquez
- Juan Marcelo Soler y Graciela Moreno
- Marta Pourtale y Juan Carlos Villamayor
- Raúl Balbuena y Norma Raggio
- Quinto Casado y Adriana Tasca . APARECIÓ SEBASTIÁN JOSÉ

Se necesita información sobre : "el flaco" Lesta y "Tucho" Muerza

 

 

CARTA "A 30 AÑOS DEL GOLPE" - APDH AZUL

A 30 años del golpe de Estado

Hoy es un día que nos lacera el tiempo. El que tuvimos que andar para revalorizar desde el compromiso una lucha histórica, difícil, audaz y valiente iniciada por un grupo de madres al que la sociedad abandonó, mientras sus hijos desaparecían.-

Hubo que transitar mucho, pero mucho trecho, para comprender lo que había sucedido. Y ya casi fue tarde, al menos lo fue para impedir las atrocidades del genocidio. Podemos decir que aún estamos a tiempo de salvar algunas cosas; ¡Efectivamente lo estamos! Estamos a tiempo de salvar la idea sustantiva de la lucha. Lo constatan estos 30 años de resistencia que en algún punto aprendimos a recorrer de la ejemplaridad de las Madres y las Abuelas. Estamos acá para abrirle una rendija al muro, al decir del movimiento zapatista dirigiéndose a nuestro pueblo "hubo quienes fueron y son abajo. Ellos y ellas nos heredaron, no un mundo nuevo, completo y acabado, pero sí algunas claves y pistas para unir esos fragmentos dispersos y el armar el rompecabezas del ayer..." Sin embargo, habrá que hacerse cargo de haber perdido la oportunidad de defender una concepción del mundo para las décadas idas. Como conjunto social, dejamos que nos arrebataran los hijos por no considerarlos propios y dejamos que arrebataran a los niños de esos, nuestros hijos. Los nietos. Perdimos años de ellos. Y los perdimos desde la complicidad, la cobardía, o simplemente desde el miedo, mientras algunos bravos e incansables persistían solos en sus luchas, pero cada vez más acompañados.

Estos 30 años fueron los que necesitamos los azuleños para que las víctimas pudieran ser oídas; los que necesitamos para que los hijos de sus desaparecidos pudieran reivindicar sus identidades por sobre las miradas cargadas de censura; los que requerimos para poder mencionar con nombre y apellido y en voz alta a esos jóvenes audaces que creyeron, convencidos, que podían cambiar el mundo.

30 años que pegan fuerte ¡¡¡Porque apareció Sebastián!!! Y como pueblo pudimos hacernos cargo de la familia Casado. De Quinto y su hijo, arrebatado del vientre de Adriana. Y de María Segunda, a cuyo hijo aún se busca. Y del resto de las familias que sobrevivieron en el nudo de un silencio disciplinado.

Fue la distancia que tuvo que mediar para radicar una denuncia con expectativa de Justicia. Para demostrar con pruebas que en Azul funcionaron centros clandestinos de detención. Que en Azul se "levantaba gente", se la mantenía detenida en forma clandestina, se la torturaba, se la violaba, se la mataba, se la desaparecía. Y todavía hoy, ese trecho parece estirarse en la trama de impedimentos, haciendo aún larga la espera para poder ver a los genocidas detrás de las rejas.
No sabemos cuánto más habrá que seguir luchando. Es muy probable que lo sea como dicen las abuelas: una lucha para toda la vida.- Entonces, será efectivamente para toda la vida, en la vida de cada uno de nosotros.-

Y no nos espantan las discrepancias. Por el contrario, nos animan.

Reivindicamos la lucha de estos treinta años, concebida y trabajada por muchísimos luchadores que en forma incansable asumieron estar dando una pelea que duraba más que sus propias vidas. Y fueron eslabones necesarios, desde sus humildes y bravos reclamos, anónimos para la historia y fundamentales para el resultado.

Este es el abrazo histórico que nos envuelve como organismo, desde los inicios y en adelante y para siempre, seguros de que también habrá de trascendernos, porque la lucha cobra la dimensión de la injusticia.

Y no podemos confundirnos. Desde la convicción decimos que la impunidad no ha sido vencida. Con esa certeza, motora de nuestras energías, DECIMOS:


Acá estamos, gritando contra 30 años de impunidad

- Porque en Azul tenemos algo más de ochenta casos denunciados y sólo dos militares detenidos, en condiciones de detención de privilegio.- Pedimos al Juez Federal Dr. Juan José Comparato: cárceles comunes para Mansilla y Duret y procesamiento para todos los demás militares y policías denunciados.-

- Porque tenemos que explicar en escritos elocuentes la importancia de que se mantengan vigentes las medidas cautelares dictadas sobre los lugares donde funcionaron los centros clandestinos de detención, cuya conservación es fundamental para garantizar la prueba en los juicios. Pedimos al Juez Federal Dr. Juan José Comparato y al Fiscal Federal Dr. Oscar Blanco se comprometan con esta demanda de Justicia; se involucren y allanen el camino de la búsqueda de la verdad.-

- Porque es fundamental conservarlos como prueba, pero también es imprescindible recuperar estos sitios para memoria del pueblo. Porque no pueden convivir nuestros niños con los gritos de horror que retumban en el edificio del Jardín Maternal De Paula, donde los militares mantuvieron en cautiverio detenidos clandestinos. Y porque el profesor Rubén César De Paula fue un hombre de la democracia y merece que su nombre no se eternice entre las sombras. Pedimos al señor Intendente Municipal Dr.Omar Duclós retire de ese edificio al Jardín Maternal que lleva su nombre y piense como destino un espacio para la memoria.-

- Porque las fuerzas políticas sin distinción no han sido ajenas a este proceso ni pueden estar libres de este reclamo. Pedimos a todas ellas se reconozcan protagonistas e iguales en fuerzas sean junto al gobierno municipal, las que realicen este acto de reparación.-


Y en el mismo y por el mismo grito contra esos 30 años de impunidad nos decimos y decimos:

- Que aquel proyecto político ejecutado con sangre tuvo razones económicas que echaron raíces en los beneficios de una alianza vergonzosa que repartió dividendos entre el capital financiero internacional y grupos monopólicos locales. El Plan Cóndor significó en los países de la región la concreción de una economía contra los pueblos. Para realizarlo, fue necesario acabar con las luchas populares cuyas banderas hoy volvemos a levantar con orgullo. Allí está la explicación de los crímenes que conmovieron a la conciencia del mundo civilizado, que son razones que sobreviven en los intereses de un esquema económico aún no destituido. Pero acá estamos, presentes, para decir:

- Pongamos fin al genocidio del hambre, que es la peor de las impunidades en un país que produce y ocupa los primeros lugares en exportación de alimentos. Esa herencia siniestra del terrorismo de Estado; esa refinada y sistemática manera de matar a las generaciones que nos suceden. Y desde ese lugar decimos, una vez más: basta de impunidad. Los 30.000 compañeros desaparecidos, con sus voces más vivas que nunca, más firmes y más claras a nuestros oídos nos piden que seamos capaces de organizarnos, avanzar en unidad y construir, entre todos, un orden social sin derechos humanos vulnerados. Como dice Eduardo Galeano "crear y luchar es nuestra manera de decir a los compañeros caídos: tú no moriste contigo". Por ellos, por nosotros:

- Juicio y Castigo a los responsables, ejecutores y cómplices del genocidio de ayer y de hoy.
- Por la reconstrucción de la verdad y la memoria
- Por la restitución de la identidad de los chicos apropiados por los represores
- Por la nulidad de los indultos a los genocidas
- Por la apertura de los archivos en poder del Estado
- Por el libre acceso a la información de los archivos desclasificados de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, actualmente en poder de la Comisión Provincial por la Memoria
- Por el efectivo pago de indemnizaciones justas a las víctimas
- Por la asignación de presupuestos adecuados que garanticen una labor judicial eficiente
- Por el cese de las prácticas represivas enquistadas en las fuerzas de seguridad y la ejecución de políticas que las depure y las saque de la línea de continuidad del Terrorismo de Estado.-
- Por la libertad a los presos políticos
- Por el desprocesamiento de los luchadores populares
- Por la descriminalización de la protesta y de la pobreza

 

Jardín de infantes, ex centro clandestino de detención

Dos testigos reconocieron el edificio donde hoy funciona el jardín maternal Rubén De Paula, en la localidad bonaerense de Azul, como el lugar donde estuvieron detenidos durante la dictadura militar.

Los testigos, que recorrieron el lugar durante una hora y media, recordaron claramente la antigua escalera de madera, el balcón y el patio exterior, que utilizaban para bañarse, pese a leves modificaciones edilicias realizadas al predio donde funcionó la ex estación provincial del ferrocarril.

El juez federal Juan José Comparato había ordenado una inspección ocular en el jardín maternal, que se concretó ayer, explicaron fuentes del caso. En el lugar, donde se encuentra la vieja estación del Ferrocarril Provincial, se cree que funcionaba un centro clandestino de detención, ya que en 1976 funcionaba allí la Planta Verificadora de Automotores a cargo del Ejército.

A partir de los testimonios de ex detenidos que declararon haber estado detenidos ilegalmente en la ex estación, el 22 de agosto de 2005 el juez federal dictó la prohibición de innovar sobre la edificación, lo que implica que el lugar no puede ser modificado ni alterado, ya que podría entorpecer la investigación. El reconocimiento se realizó en el marco de la causa que investiga la existencia de un circuito de centros clandestinos de detención en Azul, Tandil, Olavarría y Las Flores, a partir de una denuncia realizada por la Secretaría de Derechos Humanos provincial.

La abogada Cecilia Lopez Uhalde, asesora letrada del organismo provincial calificó como "muy importante" el reconocimiento por parte de dos ex detenidos, "ya que da pie para continuar investigando la existencia de un circuito de centros clandestinos de detención en la región de Azul, Tandil, Olavarría y Las Flores". "Estamos cerca de que se cumplan treinta años del golpe de 1976 y este reconocimiento por parte de los testigos demuestra que el paso del tiempo no es un impedimento para encontrar Justicia", destacó por su parte la subsecretaria de Derechos Humanos, Sara Derotier de Cobacho.

 

 

Fuente:
- Descripción: APDH AZUL en http://www.apdh-argentina.org.ar/delegaciones/azul/, Nota "Jardín de infantes, ex centro clandestino de detención" Diario "Página 12" en http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-62738-2006-02-07.html
- Fotos: El Ciri (Ex centro clandestino de detencion) en http://www.panoramio.com/user/166904

Enviar consulta

Ubicación

Av. 25 de Mayo 625, entre San Martín e Yrigoyen - Azul, Buenos Aires - Cómo llegar


PRÓXIMOS EVENTOS EN AZUL

7 de abril

18 de abril

19 de abril

27 de abril