Paraje La Isla

Rivadavia Sur - Olavarría, Buenos Aires


Si uno se toma el trabajo de caminar las márgenes del arroyo Tapalqué, o yendo en auto para los más cómodos, se accede finalmente al Paraje La Isla. Situado en uno de los socavones más bonitos de ese curso de agua, el paraje conforma un remanso de tranquilidad y belleza en completa armonía con lo natural.

El Camino Costero de las márgenes del Tapalqué es coronado por el Paraje La Isla. Ubicado en uno de los tantos socavones que el tiempo y la naturaleza tallaron como tajos en la tierra a lo largo del Tapalqué, el paraje se ha convertido en un lugar ideal para el descanso y el disfrute.

El complejo del Paraje La Isla cuenta con mesas, asientos y parrillas bajo la protección de los árboles. También tiene un quincho que puede albergar unas veinticinco personas.

Básicamente, el complejo consta de una serie de facilidades para quienes desean hacer un rico asadito, un picnic primaveral o simplemente compartir un rico mate con facturas. Mesas y bancos de cemento, parrillas y un quincho que puede ser alquilado sobre todo en los meses de invierno, brindan comodidad a los visitantes de este parque municipal con entrada gratuita. Un monte frondoso ofrece sombra, frescura y protección en el verano y unas muy apropiadas canchas de fútbol sirven para quienes desean jugarse un picadito. Al complejo se puede acceder a pie por el Camino Costero o en auto.

El Paraje la Isla no se agota en la belleza de su equipado monte o de su bien cuidado parque. Si el visitante se atreve a una caminata río arriba, nuevamente se topará con la belleza del Tapalqué. Barranca abajo, un muelle –el último en la línea de embarcaderos que habitan el arroyo desde el Club Estudiantes-  hace frente con la hermosura del Complejo El Socavón, situado en la orilla opuesta. Y mientras se deleita con las canoas y kayaks que vienen y van, puede ir mirando de reojo el camino entre los árboles que se ofrece como una nueva aventura.

Es que a partir del embarcadero, un breve pero bellísimo trayecto entre los árboles nos abre un panorama mágico hacia un bosque con colchones de hojas caídas, trasluces de ensueño y puentecitos colgantes hechos con pequeños troncos. Luego de caminar esos senderos, que en los días ventosos susurran cientos de melodías entre las ramas de sus árboles, se llega al premio mayor: el Paso de la India.

El bosque de las márgenes del Tapalqué abre bellísimos senderos para quien quiera caminar hasta el Paso de la India. El sol se abre paso entre las ramas de los árboles pintando caprichosos claroscuros, mientras un colchón de hojas secas cruje al paso del caminante.

En efecto, en uno de los meandros más bonitos del Tapalqué, a unos doscientos metros de La Isla, el lecho del río se vuelve roca y se alza como un puente natural que permite transponer el arroyo a pié y casi sin mojarse, dependiendo de cómo venga el caudal de agua. Si el arroyo viene con fuerza, las disparidades del lecho rocoso forman rápidos. Sea por la escasa profundidad, o por los rápidos, esa parte del Tapalqué no es navegable, pero se la puede… ¡caminar! Se conoce esta zona como el Paso de la India o –según otros- el Paso de la China. Sea cual fuere el nombre verdadero, nos remite, no a los dos países más poblados del mundo, sino a un pasado que tiene más que ver con malones, tolderías y cautivas.Â

Si de pasar un día lindo se trata, no hay que olvidarse de agregar el Paraje La Isla en el menú de opciones. Queda muy cerca de la ciudad, es gratis, está bien equipado para la comodidad del visitante, pero por sobre todas las cosas es muy, pero muy bonito. Y si aún no lo conoce, no dude en descubrirlo.

El Parque del Paraje La isla está muy bien cuidado. Los visitantes lo usan de solarium y los chicos disfrutan de los juegos que para ellos están instalados.


Ubicación

Rivadavia Sur - Olavarría, Buenos Aires - Cómo llegar


PRÓXIMOS EVENTOS EN OLAVARRÍA

26 de abril

4 de mayo

17 de mayo

24 de mayo

8 de junio